miércoles, 23 de marzo de 2016

Llenos del Espíritu Santo. Hechos 2.

El espíritu santo es mucho más que tan solo una mera emoción que nos llena de éxtasis en un momento y en unas condiciones determinadas. Muchas personas dicen ser llenas del Espíritu Santo  porque en un momento de histeria colectiva tienen reacciones y comportamientos inusuales e incomprensibles para ellos pero su vida sigue siendo igual no sienten ninguna transformación, después de este comportamiento de éxtasis siguen con una vida llena de envidia, de celos y de maldad. Santiago 3: 15-16 “porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.


Que Produce la Llenura del Espíritu Santo en una persona.
1. Unidad. V 1 “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos” la Esperanza del espíritu santo nos lleva a no solo estar juntos el espíritu santo nos hace estar unánimes es decir todos tenemos un mismo sentir. La única forma de llegar a tener una vida de éxito tanto en lo secular como en lo espiritual es si todos marchamos para una misma dirección.
De nada sirve estar juntos en algún lugar si cada uno lucha por sus propios intereses y no le importa lo que pasa con su equipo. Las familias serían mucho más fuertes y poderosas si aprendiéramos a trabajar en equipo y tener un propósito en común.
2. Comprensión universal. V 8-9 ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia,” lo más difícil de vivir en comunidad es la convivencia el entenderse de los unos a los otros. Con el espíritu santo no hay fronteras ni barreras que nos impidan hablar.
Los que estaban hablando en lenguas esas lenguas no  eran lenguas extrañas, lo que ellos hablaban eran lenguas extranjeras comprensibles para los oriundos de esas regiones. Eran lenguas humanas dándonos entender que con el Espíritu Santo el evangelio seria hablado en toda lengua para que se cumpla el mandato de llevar el evangelio hasta los últimos rincones de la tierra.
3. Igualdad. Con Jesucristo y el Espíritu Santo todos somos iguales ya no hay discriminación por sexo, por raza o por condición social. Gálatas 3: 28 “Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.
Las iglesias no llenas del Espíritu Santo son iglesias elitistas rechazan a quienes no se ajustan a su condición social. Santiago 2: 2-4 “Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y con ropa espléndida, y también entra un pobre con vestido andrajoso, y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís: Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en pie, o siéntate aquí bajo mi estrado; ¿no hacéis distinciones entre vosotros mismos, y venís a ser jueces con malos pensamientos?
4. Cambio Total de vida. El Espíritu Santo en nosotros es el que hace que nuestra vida sea totalmente renovada. Gálatas 5: 22-23 “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
4.1. Amor. Por el espíritu santo aprendemos a amar de manera verdadera con entrega y compromiso y no por interés.
4.2. Gozo. Una persona llena del espíritu santo es capaz de vivir en paz aun en medio de la tormenta.
4.3. Paciencia. Con el espíritu santo no nos dejamos llevar por la ansiedad tenemos la capacidad de esperar los momentos oportunos para actuar.
4.4. Templanza. Una persona llena del espíritu santo sabe tomar decisiones, sabe para dónde va y que es lo que quiere. Una persona sin templanza termina siendo dominado por los demás.
Pídele al padre que te llene de su santo espíritu, solo el Espíritu Santo puede cambiar nuestra manera de vivir nos pasa de una vida sin sentido y sin rumbo a una vida llena de Esperanza y gozo.