miércoles, 30 de marzo de 2016

Viviendo en Sociedad. Hechos 10.


El hombre no fue hecho para vivir solo o aislado el hombre fue hecho para vivir en comunidad o sociedad. Génesis 2: 18 “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.” Dios mismo se dio cuenta que no era bueno que el hombre este solo.
La única forma de encontrar la verdadera felicidad es si aprendemos a vivir con los demás.
Lo que más le dificulta al ser humano es la convivencia dos personas se pueden casar muy enamorados pero lamentablemente con el pasar del tiempo lo que daña la relación es el no poder comprenderse del uno al otro.

Como vivir en perfecta convivencia con los demás.
1. No haciendo acepción de personas. V 34 “Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas,  Jehová desde un principio ha demostrado que él no tiene preferencia de personas para el todos somos iguales. Deuteronomio 10: 17 “Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni toma cohecho;
2. Relacionándonos y dándoles oportunidades a quienes desean estar con nosotros. V 35” sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia.” las personas que no comparten tu visión o lo que tu haces solo te causarían retraso en tu marcha.
Como n o hacer acepción de Personas.
1. Quita todo prejuicio con respecto a los demás no juzgues a alguien sin antes conocerlo. Jehová no juzga a la ligera él nos juzga de acuerdo a nuestro corazón.  V 1-2 “Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana, piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre. 
2. Recuerda que nosotros no somos quien para cuestionar a Dios cuando el Perdona y le da otra oportunidad a alguien. V 15 “Volvió la voz a él la segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común.
3. Nunca creas que eres superior a los demás. V 28 “Y les dijo: Vosotros sabéis cuán abominable es para un varón judío juntarse o acercarse a un extranjero; pero a mí me ha mostrado Dios que a ningún hombre llame común o inmundo” el problema de muchos de nosotros es que nos creemos más de lo que somos. Romanos 12: 3 “Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.
4. Entiende que Dios da de su espíritu santo a todo aquel que lo pide. V 45 “Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo.” no te sientas mal cuando veas que Jesucristo utiliza a otras personas diferentes a ti para el servicio. En lugar de enojarte pídele a Jesucristo que cada vez te de más de su espíritu. Lucas 11: 13 “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?
5. Ama a tu prójimo como a ti mismo. Mateo 22: 39 “Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” es muy difícil amar a otros y no despreciarlos cuando no nos amamos nosotros mismos. Esto tampoco quiere decir que debemos ser egocéntricos.
6. Has a los demás lo que quieres que ellos te hagan a ti. Mateo 7: 12 “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.” en el mundo hay un adagio parecido que Dice: no hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti. Jesucristo va más allá él dice has a otros lo que quieres que te hagan. Muchos ya no hacemos lo malo pero tampoco hacemos lo bueno.
7. Quita toda amargura de tu corazón. Efesios 4: 31 “Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.
Los seres humanos no fuimos hechos para vivir solos no te aísles de los demás deja a un lado todo orgullo no todos van a pensar o actuar como nosotros, aprende a vivir en la diferencia.