jueves, 5 de octubre de 2017

Sin Corrección no hay Perfección. Esdras 10.

Resultado de imagen para corrigiendo erroresJehová es un Dios perfecto y nosotros somos hechos a su imagen y semejanza por lo tanto él nos exige perfección.  Mateo 5: 48 “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto” la perfección que nos exige Dios no solo tiene que ver con la santidad espiritual, Dios además de la salvación y la vida eterna quiere que tengamos vidas de excelencia.
Esto quiere decir que en el trabajo en el hogar, en el estudio o en cualquier cosa que emprendamos debemos ser excelentes, ser excelentes es luchar por cada día ser mejor.
Como Lograr la perfección o una vida de Excelencia.
1. Reconociendo Nuestros Errores. V 2 a “Entonces respondió Secanías hijo de Jehiel, de los hijos de Elam, y dijo a Esdras: Nosotros hemos pecado contra nuestro Dios, pues tomamos mujeres extranjeras de los pueblos de la tierra;” la única forma de mejorar algo es aceptando que no está bien del todo.
2. Creyendo que no Todo está Perdido. V 2 b “más a pesar de esto, aún hay esperanza para Israel.” El que cree que  todo está perdido ya nada tiene por hacer.
3. Asumiendo compromisos. V 3 “Ahora, pues, hagamos pacto con nuestro Dios, que despediremos a todas las mujeres y los nacidos de ellas, según el consejo de mi señor y de los que temen el mandamiento de nuestro Dios; y hágase conforme a la ley” para que las instituciones espirituales o seculares funcionen se necesita de personas comprometidas y que no solo quieran estar por las ramas o por los lados.
4. Dejar de lamentarse y actuar. V 4 “Levántate, porque esta es tu obligación, y nosotros estaremos contigo; esfuérzate, y pon mano a la obra.” De nada sirve que reconozcamos nuestros errores si nos pasamos la vida lamentándonos. Es necesario disponerse a corregir.
5. Exigiéndonos hacer lo que tenemos que hacer. V 7-8 “E hicieron pregonar en Judá y en Jerusalén que todos los hijos del cautiverio se reuniesen en Jerusalén; y que el que no viniera dentro de tres días, conforme al acuerdo de los príncipes y de los ancianos, perdiese toda su hacienda, y el tal fuese excluido de la congregación de los del cautiverio.” la única forma de lograr algo en la vida es si salimos de la zona de confort en la que muchas veces nos metemos. El acomodamiento nos lleva a la ruina y a la mediocridad.
Dios respaldo a Josué en todo lo que el necesitaba para conquistar las tierras pero era necesario que él se exigiera o se esforzara. Josué 1: 6 “Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos.
Las personas de éxito son aquellas que tienen a alguien a quien rendirle cuentas, si no tienes a un superior a quien rendirle cuentas crea un sistema que te obligue hacer más de lo que tienes que hacer.
6. Entendiendo que todo es un Proceso. V  14 “Sean nuestros príncipes los que se queden en lugar de toda la congregación, y todos aquellos que en nuestras ciudades hayan tomado mujeres extranjeras, vengan en tiempos determinados, y con ellos los ancianos de cada ciudad, y los jueces de ellas, hasta que apartemos de nosotros el ardor de la ira de nuestro Dios sobre esto” nada se consigue de la noche a la mañana, las personas de éxito fracasaron una y otra vez pero siempre estuvieron dispuestos a comenzar de nuevo.
7. Nunca mirando para Atrás. Filipenses 3: 13 “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,” el mirar nuestro pasado debe ser para impulsarnos a mejorar el presente y nuestro futuro y no para anclarnos y no dejarnos avanzar.
8. Nunca dándose por Derrotado. 2 Corintios 4: 8-9 “que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos” las personas que se dan por derrotadas ya nada tienen que hacer.

Las personas de éxito son aquellas que se atrevieron hacer algo diferente por esta razón también corrieron el riesgo de equivocarse, solo a través de corregir cuando nos equivocamos es que un día llegamos a la perfección.