jueves, 25 de enero de 2018

Logrando la Perfección. Salmo 51.

Resultado de imagen para logrando la perfeccionMuchas personas aseguran que ser perfectos es imposible. Si Dios considerara que ser perfectos es imposible no lo tomara como una exigencia para el ser humano. Mateo 5: 48 “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto
¿Cómo un ser humano pecador por naturaleza puede llegar a ser perfecto como lo pide Jehová Dios?
Para Jesucristo ser perfecto es equivalente a ser excelente, ser excelente es luchar cada día por ser mejor. Nuestro anhelo debe ser cada día ser mejor de lo que fui ayer. Mejor padre, mejor madre, mejor hijo. Etc. 
Como lograr la perfección de manera secular o espiritual.
1. Reconociendo que nos hemos equivocado. V 3 “Porque yo reconozco mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí.” ser perfecto es estar satisfecho con lo que hacemos. La perfección es un proceso de mejoramiento. El primer paso necesariamente reconocer que hemos fallado de esta forma podemos mejorar lo que queremos.
2. No buscando culpables cada vez que nos equivocamos. V 4 “Contra ti, contra ti solo he pecado, Y he hecho lo malo delante de tus ojos; Para que seas reconocido justo en tu palabra, Y tenido por puro en tu juicio.” las personas fracasadas son aquellas que cada vez que cometen un error buscan un pretexto para no asumir su responsabilidad.
3. Pidiendo ayuda para salir del problema. V 1 b  “Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.” como cristianos nuestra primer opción al pedir ayuda debe ser Jesucristo.
4. Apelando a la misericordia de Dios y de los demás. V 1 a “Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia” misericordia es perdonar a alguien  a pesar de ser un vil que merece castigo. Hay personas que fallan y su arrogancia les impide pedir perdón.
5. Anhelando empezar de nuevo. V 7 “Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré más blanco que la nieve.” cuando nos arrepentimos de corazón frente a Dios o a las personas a quienes les fallamos podemos empezar de nuevo. Podemos tener una nueva oportunidad de corregir nuestros errores.
6. Aceptando que el único que nos puede limpiar de toda maldad  es Jesucristo. V 9  “Esconde tu rostro de mis pecados, Y borra todas mis maldades.” en nuestras fuerzas podemos luchar por algún tiempo por no cometer los mismos errores pero pronto volvemos a caer. Solo Jesucristo nos hace libres de manera verdadera.
7. Entendiendo que solo Jesucristo nos puede dar un nuevo corazón. Es decir una nueva forma de vida. V 10 “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí.” nuestro corazón o nuestra manera de ser sé a endurecido llevado por los problemas o las dificultades que tenemos que soportar cada día.