jueves, 1 de marzo de 2018

Buena Relación con Dios. salmo 86


El problema de muchos cristianos es que lo único que anhelamos  que Jesucristo haga milagros en nuestra vida tanto que cuando no hace lo que le pedimos nos enojamos y hasta lo amenazamos con no volver a congregarnos.
Cuando recibimos a Jesucristo en nuestro corazón empezamos una relación con el esto quiere decir que nosotros también asumimos algunos compromisos con él.
Como toda relación de pareja, de amistad o de negocios, debemos cuidar nuestra relación con Dios.

Como Mantener una Buena Relación con Dios.
1. Contándole lo que nos pasa no solo las cosas desagradables, también debemos acudir a él cuando las cosas nos están saliendo bien. V 1 “Inclina, oh Jehová, tu oído, y escúchame,
Porque estoy afligido y menesteroso.
2. Manifestándole nuestra confianza. V 2 “Guarda mi alma, porque soy piadoso; Salva tú, oh Dios mío, a tu siervo que en ti confía” confiar es mucho más que creer. Creer puede creer cualquiera, hasta los demonios creen. Santiago 2: 19 “Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.
Confiar es entregarse de pleno sin condiciones a pesar de que las circunstancias parezcan en contra de todo lo que hacemos. La confianza nos lleva a estar tranquilos, sin ansiedad y angustia.
Cuando expresamos nuestra confianza a los demás estrechamos nuestra relación con ellos, la desconfianza hace que cualquier relación se deteriore.
3. Pedir en lugar de Exigir. V 3 “Ten misericordia de mí, oh Jehová; Porque a ti clamo todo el día” el problema de muchos de nosotros es que entre más confianza le tenemos a alguien menos lo respetamos. A Jesucristo muchas veces lo que hacemos es exigirle milagros en lugar de suplicarle.
A nuestra pareja y a las demás personas que conviven con nosotros debemos tratarlos con cultura y respeto, nada se pierde con decir, por favor, gracias. Etc. antes por lo contrario ganamos mucho.
4. Debemos disfrutar la presencia de las personas que hacen parte de nuestra Relación, en especial la presencia de Dios. V 4 “Alegra el alma de tu siervo, Porque a ti, oh Señor, levanto mi alma” no hay nada más triste saber que alguien está con nosotros solo porque le toca o por compromiso.
Uno no debe sentirse comprometido a amar a alguien solo porque un día hizo un juramento o un pacto, cumplir nuestros compromisos es importante pero el amor no debe ser por compromiso, debe disfrutárselo y para esto se necesita la intervención de todos los que componen la relación.
5. Debemos exteriorizar o expresar nuestros sentimientos de Amor. V 8,12 “Oh Señor, ninguno hay como tú entre los dioses, Ni obras que igualen tus obras. Te alabaré, oh Jehová Dios mío, con todo mi corazón, Y glorificaré tu nombre para siempre.” a los seres humanos nos es más fácil expresar nuestros malos sentimientos que nuestros buenos sentimientos, nos es más fácil insultar que decir una frase de amor.
No basta tan solo con congregase por costumbre o por necesidad, a Dios le agrada que nos congreguemos para expresarle todo nuestro amor. No es suficiente con que nuestra pareja crea que la amamos, es necesario expresárselo para enriquecer nuestra relación.